Estudio de Fotografía en Cuba

Elegir un buen vino puede llegar a ser una tarea difícil, sobre todo si eres principiante en el mundo de los wine lovers (amantes de los vinos). Es intimidante encontrarte frente a un estante o una cava y no saber qué botella escoger. Miles de preguntas vienen a tu cabeza, ¿Tengo que probar el vino?, ¿Qué color es mejor?, ¿Qué tal combina con la comida? En fin, que si tratas de responder a todas las interrogantes hasta desistes de esta misión ?. Pero no te preocupes, no es necesario ser un experto o tener bastos conocimientos sobre enología. Acá te dejo algunos consejos para escoger una botella de vino apropiada para cada ocasión.

Pasos para elegir un buen vino

Define tus gustos

Puedes escoger entre una gran variedad, desde vinos dulces hasta especiados, todos con características diferentes. Existe una amplia gama de olores, sabores, texturas y colores, cada uno con su toque distintivo. Por lo tanto, es muy importante que vayas creando tu propio criterio sobre lo que prefieres. Puede que te encuentres con un vino de excelente calidad, pero no es lo que te gusta.

La ocasión 

Escoge el vino según la ocasión, esto es muy importante, ya que te servirá para seleccionar el más adecuado. Si, lo quieres para el aperitivo, puedes elegir entre vinos blancos y vinos rosados, que son excelentes para esto. Si es para el plato principal, entonces puedes optar por algunas de las tantas opciones de vinos tintos. Ten en cuenta el tipo de platillo que vas a degustar, ya que el vino debe empatar con la grasa de la comida. Los pescados, por ejemplo, generalmente se maridan con blanco, pero si vas a comer pescado de aguas frías (que por lo general tienden a ser más grasosos), deberías acompañarlo con un tinto de cuerpo medio. Otro aspecto que debes considerar es la acidez. Si el platillo tiene mucha acidez, acompáñalo con un vino con mucha acidez para empatarlo.     

Mientras que para acompañar el postre puedes optar por vinos dulces y suaves, la combinación perfecta para cerrar la noche con broche de oro. Aunque esto es un gusto adquirido, a mí no me apasiona mucho mezclar dulces con vino, pero quizás tú lo prefieras?. Pero, si de celebraciones se trata, sin dudas la mejor opción son los vinos espumosos, dándole ese toque de elegancia y delicadeza que los caracteriza a ese momento especial.

La cosecha

El año en el que se cosechó el vino te servirá para elegir mejor el vino que vas a llevar. Si eres de los que prefiere disfrutar de un vino joven con sabores más afrutados, escoge alguno cuya añada sea reciente. Si optas por un vino de barrica con notas de madera, entonces elige uno con 5 años o más. 

La bodega 

Otro de los aspectos que no debes pasar por alto, hay bodegas con sellos muy distintivos por la calidad de sus vinos. Si eliges un vino de alguna de esas bodegas las probabilidades de errar son muy pocas. No obstante, debes tener en cuenta que esto puede influiren el precio, generalmente a mayor calidad mayor precio vas a encontrar. 

Si no conoces ninguna, pues busca un poco de información al respecto y trata de escoger un vino de acuerdo a tus gustos y posibilidades. Si ya encontraste alguna de tu preferencia puedes decantarte por alguno de sus vinos.

La etiqueta

Esto es muy sencillo, basta con leer la etiqueta. Solo te debes centrar en lo sustancial: el tipo de uva, la añada (que no es más que el año de la cosecha del vino), si tiene alguna denominación de origen (nombre de una región o lugar popularmente conocido por la calidad de sus vinos), la bodega. Aunque contiene más información, con estas tienes lo necesario para discriminar entre varias opciones. 

La botella

Las botellas de vino te dan información desde que las ves en el estante. El grosor del vidrio y el tamaño son muy útiles a la hora de escoger un buen vino. Una botella pesada es indicador de calidad, ya que está diseñada para soportar la presión del vino. En cuanto al tamaño, lo ideal es escoger una que esté entre 75 cl y 150 cl, ya que la relación entre el oxígeno y el volumen del vino es excelente.

Huele el vino

Un buen vino debe tener intensidad, esto significa que deberías percibir su aroma aun cuando alejes la copa de tu nariz. ¿Qué debes buscar en su olor?, si su esencia es agradable, te parece sutil o elegante, entonces puedes decir que se trata de una buena opción. Si, por el contrario, lo que tienes es un fuerte olor a alcohol, pues ya sabes que no sería la mejor elección.

Experimenta

Es primordial que pruebes nuevos sabores. No te quedes solo con lo que conoces, existe una infinidad de variedades en cuanto al vino. Puede que no tengas la oportunidad de participar en una cata de vinos, pero de vez en cuando déjate llevar por el consejo de un amigo, o del sommelier que te hizo una recomendación la última vez que compraste un vino. 

vino, como-elegir-un-buen-vino, como -escoger-un-buen-vino, como-elegir-un-vino

 

¿Es todo lo que necesitas saber para escoger un buen vino?

Ya tienes los elementos necesarios para discriminar entre las tantas opciones que te puedes encontrar al llegar a una tienda. Sin embargo, disfrutar de un vino es todo un arte, y como has podido ver, depende de muchos factores. Mi consejo es que investigues, quizás te puedes hacer una lista de las bodegas más populares y experimentar con esos nuevos sabores. Toma en cuenta los gustos de tus familiares y amigos, así podrás compartir y disfrutar de una copa de vino que sea del agrado de todos. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿En qué consiste la sorpresa?

Corrección de color de las fotos durante el proceso de edición.

Abrir chat
Hola, ¿le podemos ayudar?
Escanea el código
Chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?